click here to skip directly to page content
Media Access Group  English version
Nuestra Organización Servicios y Productos Investigación y Desarrollo Recursos Participe

Una variedad de servicios que ayudan a que la televisión, y las películas sean más accesibles a todos.


Estilo: Preguntas más frecuentes

Sugerencias de estilo y convenciones adoptadas para los subtítulos optativos
Esta breve descripción de estilos de subtítulos es un extracto del manual elaborado por Media Access Group de WGBH. Se hace público con la esperanza de que el intercambio de ideas promueva una mayor coherencia en los estilos de subtitulación entre las empresas e instituciones que se dedican a ello.

La subtitulación no es una ciencia exacta. Al igual que cualquier idioma, presenta multitud de excepciones a la regla general. Aquí describimos el resultado de 30 años de experiencia en la industria de la subtitulación, una industria en constante evolución. El material que se presenta no es una serie de normas fijas, sino que está pensado para que sirva de base al tomar decisiones respecto a la legibilidad de los subtítulos. Queremos hacer especial hincapié en la importancia de la coherencia al adoptar decisiones de estilo. El objetivo es usar coherentemente un estilo que transmita la información de manera clara y lógica, siguiendo las normas y convenciones estilísticas de modo que faciliten al espectador la comprensión e interpretación del texto.

Materiales
El subtitulador deberá tener acceso a una serie de materiales de consulta. Los más importantes incluyen un manual de estilo (para el idioma inglés se recomienda el Chicago Manual of Style) y un diccionario no abreviado (como el Webster's New International Dictionary, para el inglés). También se recomiendan enciclopedias, anuarios en los que se compilen datos de interés, atlas y diccionarios de lenguas extranjeras. Para aquellos que dispongan de acceso a Internet, la red les resultará sin duda un recuso muy valioso.

Para una descripción técnica completa del sistema de transmisión por la línea 21 y de sus prestaciones sugerimos la lectura de las reglas de la FCC (Federal Communications Commision 'Comisión Federal de Telecomunicaciones') FCC 91-119 y FCC 92-157 y los estándares creados por EIA (Electronic Industries Alliance), EIA-608.

Tipos de subtitulación optativos
Actualmente se usan dos tipos de subtítulos codificados en la línea 21: uno, pop-on, en el que la línea del subtítulo no se desplaza al aparecer la siguiente línea y otro, roll-up, en que cada línea se va desplazando a medida que aparece la siguiente. Un tercer tipo, paint-on, se añadió a la especificación del decodificador en 1985. Aunque este tipo se usa a veces para mostrar subtítulos al comienzo de los segmentos de un programa, rara vez se usan durante el programa.

Este artículo está dividido en dos secciones, uno para subtítulos pop-on y otro para subtítulos roll-up. A menos que se indique lo contrario, la mayoría de las reglas para los subtítulos pop-on son aplicables también a los roll-up.

Sección I: Subtítulos pop-on
Un subtítulo pop-on ocupa normalmente una o dos líneas. Cuando sea necesario dividir una frase en dos o más subtítulos, ésta no debe cortarse al azar sino manteniendo unidades semánticas.

Se prefiere:

Preferred:
DIOS MIO, QUE JUEGOS TAN PELIGROSOS
SOLIAMOS JUGAR

EN LAS RUINAS DE ESTA CIUDAD.
Se debe evitar:
DIOS MIO, QUE JUEGOS TAN PELIGROSOS
SOLIAMOS

JUGAR EN LAS RUINAS
DE ESTA CIUDAD.

Si un subtítulo consta de más de una línea, se deben dividir las líneas siguiendo la misma lógica:

Se prefiere:
DIOS MÍO, QUE JUEGOS TAN PELIGROSOS
SOLÍAMOS JUGAR...
Debe evitarse:
DIOS MÍO, QUE JUEGOS TAN PELIGROSOS SOLÍAMOS
JUGAR...

Normalmente un punto indica el final de un subtítulo, y la frase siguiente empieza en un nuevo subtítulo. Por ejemplo:

Se prefiere:
BIENVENIDO A LA CIUDAD
DE LINCOLN.
ESPERAMOS QUE DISFRUTE DE SU ESTANCIA.
Debe evitarse:
BIENVENIDO A LA CIUDAD
DE LINCOLN. ESPERAMOS

QUE DISFRUTE DE SU ESTANCIA.

Edición de los subtítulos
Cuando se empezaron a hacer subtítulos optativos, hace más de 30 años, era habitual editar los textos tanto para adaptar el nivel del lenguaje como para facilitar la lectura. Esto estaba basado en la idea de que este tipo de edición facilitaría a las personas sordas o con discapacidades auditivas la comprensión del programa. Con el tiempo ha quedado demostrado que la mayor parte de los espectadores que utilizan subtítulos prefieren que la transcripción del audio sea literal o cuasi-literal; por ello, hoy en día sólo se hacen cambios en el texto que afecten a la velocidad de lectura. El objetivo es determinar una velocidad de lectura tal que deje al espectador tiempo suficiente para leer los subtítulos, y a la vez le permita seguir las imágenes del programa. Una vez que se decida cuál es la velocidad de lectura de subtítulos idónea, aconsejamos usar siempre la misma.

Cuando sea necesario editar debido a que el tiempo de lectura es limitado, debe intentarse conservar el significado y los rasgos propios del lenguaje original, así como la personalidad del hablante. No es conveniente editar una única palabra de una frase, ya que no afecta realmente al tiempo de lectura. Del mismo modo, tampoco es recomendable sustituir una palabra larga por dos más cortas (ni una palabra larga por otra más corta), ni -en el caso del inglés- usar la contracción de dos palabras (por ejemplo, "shouldn't" en lugar de "should not").

Es habitual editar más los subtítulos de programas para niños, para adaptarlos a una velocidad de lectura más lenta (y para que el lenguaje sea más sencillo). Se deben subtitular literalmente, cuando sea posible, textos de literatura "clásica", poesía, películas, canciones y citas de personajes famosos, siempre que sea posible. Si es imprescindible editar, es mejor cortar frases enteras que hacer una paráfrasis del texto.

Identificación: posición de los subtítulos
Los subtítulos no solo se usan para transmitir lo que se está diciendo, sino también quién lo dice y cómo lo está expresando. Estos atributos pueden indicarse mediante la posición y el ritmo de los subtítulos.

Al considerar dónde situar el texto hay que tener en cuenta la acción que tiene lugar en una determinada escena. Si es una sola persona la que habla a lo largo de la escena, los subtítulos se sitúan centrados en la parte inferior. Si en la escena aparecen varios personajes, los subtítulos se colocan sobre o cerca del que habla, para indicar lo que dice cada uno.

Normalmente se identifica a la persona que habla por la posición de su subtítulo. Cuando no es posible usar la posición para indicar quién habla (por ejemplo, si el hablante no aparece en pantalla), se puede añadir su identificación a los subtítulos. Al no formar parte de la información hablada, debe ser distinguible de alguna forma de los subtítulos correspondientes al audio. La convención que hemos adoptado en Media Access Group es que la identificación se escribe empezando por mayúscula; se utiliza el tipo de letra Roman, y va seguida por dos puntos. Otra posibilidad es usar paréntesis o corchetes. Por ejemplo, un subtítulo con identificación centrado en la parte inferior de la pantalla puede tener este aspecto:


Narrador:
LOS RIOS SE SECARON
LO QUE TUVO EFECTOS DEVASTADORES.




Un subtítulo situado a la izquierda:
Sue Ellen:
Por el amor de Dios
¿por qué iba a hacer eso?


Un subtítulo situado a la derecha:

  Sue Ellen:
Por el amor de Dios
¿por qué iba a hacer eso?



La identificación de los personajes (y el formato de ésta) debe mantenerse a lo largo del programa. Por ejemplo, si se trata de un personaje de en una serie, debe emplearse el nombre con el que se le conoce habitualmente.

Momento de entrada y salida de los subtítulos
Para que el ritmo de los subtítulos sea el adecuado para el tipo de programa (humor, suspense, drama) y para indicar quién está hablando, se puede hacer que aparezcan y desaparezcan los subtítulos en el preciso momento en que se van diciendo las palabras. Los cambios de texto se pueden hacer coincidir con los cambios de escena, por razones de legibilidad y de estética. Al aplicar las convenciones que se vayan a seguir hay que considerar que no debe sacrificarse la división lógica de las líneas de los subtítulos en aras de la exactitud. La legibilidad debe ser siempre lo más importante.

Para aumentar el tiempo de lectura a veces se puede hacer que una serie de subtítulos empiecen antes de que comience el audio correspondiente, y/o que terminen después de que acabe el audio. Sin embargo, si en la imagen aparecen los labios del hablante puede ser desconcertante para el espectador ver subtítulos cuando no hay nadie hablando.

Efectos de sonido
Los subtítulos de efectos sonoros se emplean para describir sonidos que forman parte del relato. Al igual que en el caso de la identificación, estas palabras no forman realmente parte del audio, y tienen que distinguirse como tales. En la sección anterior se describen algunas posibles formas de hacer que sean distinguibles. Por ejemplo, la convención que seguimos para los subtítulos de efectos de sonido en Media Access Group es escribirlos en letras minúsculas, en cursiva y entre paréntesis:

( perro ladrando ) ( niño llorando ) (click de la cámara)

También puede utilizarse la posición de los subtítulos de efectos sonoros para indicar de dónde procede el sonido. Estos subtítulos se pueden usar par describir el modo en que se dice algo, como por ejemplo:

(susurrando):
(con risitas):


¡ABRE LA PUERTA, POR FAVOR! o QUE DIVERTIDO, ¿VERDAD?


Tipografía
Para facilitar la lectura de los subtítulos, se suelen usar la letra tipo Roman, tanto mayúsculas como minúsculas. Consulte los estándares EIA-608 para una descripción completa de los 112 símbolos disponibles en el sistema de transmisión por la línea 21.

Letras en cursiva y subrayado
Al igual que en el texto impreso, se pueden utilizar letras en cursiva -mayúsculas o minúsculas- y subrayado para indicar énfasis. Se puede seguir la convención usada para los textos impresos, -es decir, la cursiva- para marcar el texto de un hablante que no se encuentra presente en la escena, como un narrador, o una voz que aparece en un sueño o en un recuerdo, o la voz que lee una carta. (Sin embargo, normalmente se usa la letra Roman para la voz del narrador en los casos en que ésta se oiga con mucha frecuencia, como en los documentales.)

De modo similar, se recomienda resaltar mediante letras en cursiva los nombres de series de televisión, libros, revistas, periódicos, películas, obras de teatro y obras musicales. Se deben distinguir también los capítulos de una serie de televisión, los cuentos, ensayos, artículos, canciones y poemas, usando letra Roman y poniéndolos entre comillas. Consulte el manual de estilo que acostumbre usar acerca de las particularidades de distintos idiomas, los nombres de periódicos y revistas, de casos judiciales, vehículos, etc.

Música
Al subtitular música se usa el símbolo de la nota musical para diferenciar el texto cantado del hablado. La nota musical, uno de los símbolos disponibles en el sistema de transmisión por la línea 21, se puede poner al principio y al final de cada subtítulo, por ejemplo, para indicar que las palabras que aparecen en pantalla son cantadas y no habladas.

Las canciones y los jingles deben llevar subtítulos literales. Conviene usar los signos de puntuación con moderación, aunque se debe usar algún signo de puntuación para indicar el final de la canción.

También se puede describir la música instrumental. Indique el título de la canción siempre que sea posible. (Muchos espectadores que usan subtítulos tienen cierta capacidad auditiva o han perdido la capacidad auditiva en algún momento de su vida y pueden conocer o recordar títulos y letras de canciones).

Números
Consulte en un manual de estilo las convenciones establecidas acerca del uso de los números. La costumbre de Media Access Group es escribir con letras los números del uno al diez, ambos inclusive; las cifras mayores de diez se escriben con números. Sin embargo, si la única palabra de un subtítulo es un número mayor de diez, se escribe asimismo con letras. En inglés, para las cifras iguales o mayores de 1.000 se usa una coma. Las fechas se escriben del modo convencional (1957, y no 1.957).

Puntuación y ortografía
En los subtítulos se siguen las normas generales de puntuación y ortografía, tal como se describen en los manuales de estilo y en los diccionarios del idioma correspondiente. Conviene ser consecuente una vez que se ha elegido seguir una determinada convención. Por ejemplo, en el Caption Center deWGBH se sigue la costumbre de que en caso de que en el diccionario aparezca más de una forma de escribir una palabra, siempre se elige la que está en primer lugar.

Las contracciones se deben escribir siempre de la misma manera y de modo que resulten claras al espectador. Por ejemplo, en el caso del inglés, use las contracciones más estándares: DON'T, DOESN'T, DIDN'T, WON'T, WOULDN'T, etc. En general, evite contracciones difíciles de leer o poco usuales, y utilice 'S exclusivamente para los posesivos.

Cuando se quieran representar dialectos o regionalismos, lo mejor es establecer una convención de cuándo apartarse de la ortografía establecida en el idioma correspondiente y cuándo no. Media Access Group ha decidido no usar formas como GONNA, THINKIN', DOIN', y GOIN' (en el caso del inglés) a menos que sea importante para representar a un personaje determinado.

Sección II: Subtítulos roll-up

Se sugieren las mismas convenciones de estilo para los subtítulos roll-up que las descritas arriba, a menos que se especifique lo contrario.

Los subtítulos roll-up normalmente son literales. Cada frase comienza en una nueva línea, y cada cambio de interlocutor se indica con un símbolo específico (dos símbolos "mayor de", >>, seguidos de un espacio). La especificación establecida por la FCC para los decodificadores permite que el proveedor sitúe los subtítulos roll-up a distintas alturas de la pantalla. Si utiliza esta posibilidad, tenga en cuenta que, aún así, algunos decodificadores externos mostrarán los subtítulos en la zona inferior de la pantalla. Por tanto, es aconsejable incluir la información que permita identificar al hablante, en caso de que los subtítulos se superpongan a ésta. Por ejemplo:

>> Smith: BIENVENIDO
A LA CIUDAD DE LINCOLN.
ESPERAMOS QUE LE SEA POSIBLE
PASAR ALGUN TIEMPO
EN NUESTRO BARRIO HISTORICO.

>> James Moore, vecino
de Lincoln: EL BARRIO HISTORICO
SE ENCUENTRA EN
LA ZONA NORTE DE LA CUIDAD.
PUEDE LLEGAR ALLI EN AUTO,
TREN O AUTOBUS.


Sincronización
Los subtítulos roll-up se sincronizan con el audio. Generalmente se muestra una nueva línea en el momento en que el hablante dice la primera palabra de esa línea. Los subtítulos se borran cuando hay una pausa larga en el audio.

Conclusión
Los consejos de estilo que se resumen en este artículo ponen de manifiesto que la subtitulación intralingŸística es algo más que presentar la palabra hablada en forma de texto. Además de mostrar lo que se está diciendo, los subtítulos comunican toda la información adicional que no está en forma de diálogo, y que se da por supuesta entre los espectadores que oyen. A medida que se extienda el uso de subtítulos se creará un foro más amplio donde discutir cuestiones de estilo. Si bien siempre habrá diferencias estilísticas entre distintas agencias de subtitulación, en última instancia será la coherencia lo que más beneficie al lector de subtítulos.

Póngase en contacto con nosotros


















Servicios de subtitulación Servicios de descripción NCAM