click here to skip directly to page content
Media Access Group  English version
Nuestra Organización Servicios y Productos Investigación y Desarrollo Recursos Participe

Un cúmulo de información para productores, emisoras, distribuidores, empresas exhibidoras, consumidores, padres y educadores.


Guía MAG - Volumen 7

Cómo usar los subtítulos optativos con fines didácticos
Una breve historia de los subtítulos optativos
Las palabras impresas en la pantalla existen desde la época del cine mudo; el público oyente conjuntamente con los sordos, tenía el mismo acceso a las películas a través de diapositivas con palabras impresas, que reproducían el diálogo o daban una explicación del argumento.
Cuando se incorporó el sonido y se eliminaron las palabras impresas, los espectadores con discapacidades auditivas perdieron el acceso a las películas que se estrenaban en las salas; además, este público no pudo disfrutar de la televisión durante las dos primeras décadas de existencia de este medio omnipresente e influyente.
No fue sino hasta que The Caption Center (actualmente integrante de Media Access Group de WGBH) introdujo la televisión con subtítulos optativos a comienzos de los 70, que la gente sorda o con discapacidades auditivas comenzó a disfrutar de los beneficios de la televisión.

Cómo funcionan los subtítulos optativos
De manera similar que los subtítulos abiertos, los subtítulos optativos muestran el diálogo en forma de palabras impresas en la pantalla de cine o televisión.
A diferencia de los subtítulos abiertos, identifican a los interlocutores e indican efectos de sonido, música, o risa.
Generalmente, los subtítulos optativos se presentan como letras blancas sobre un fondo negro o transparente ubicado en el extremo inferior de la pantalla.
Los subtítulos optativos se codifican como data en el programa del video y se redactan, sincronizan, y colocan a través de un software especialmente diseñado a tal fin; de esta manera se preparan para su transmisión por televisión, o venta en videos.
A pesar de que los subtítulos se transmiten a todos los televisores, y están presentes en muchos videos, sólo con la ayuda del decodificador que traen algunos televisores o de un decodificador externo, se puede descifrar la información y verse los subtítulos en la pantalla.

Quienes pueden sacarle provecho a la televisión con subtítulos optativos
Aún cuando los subtítulos optativos constituyen un recurso didáctico muy útil para personas de todas las edades, la intención original era que los espectadores con discapacidades auditivas le encontrasen sentido a la televisión.
Existe información fundamentada de que los televidentes, tanto oyentes como con discapacidades auditivas, pueden mejorar sus aptitudes para la lectura al ver la televisión con subtítulos.
Por ejemplo, aquellos que están aprendiendo inglés como lengua extranjera, pueden ver los subtítulos para mejorar su vocabulario y aprender expresiones coloquiales y patrones de lenguaje que no siempre aparecen en los textos de inglés.
Los profesores, investigadores y padres están experimentando con la utilización de los subtítulos como material suplementario de lectura, y organizaciones tales como National Parent Teacher Association (Asociación nacional de padres y maestros), The National Education Association (Asociación nacional de la educación) y Action for Children's Television (Iniciativa para la televisión infantil) han reconocido a los subtítulos como un recurso útil para la enseñanza y mejoramiento de la lectura.

Cómo utilizar los subtítulos optativos en el aula de clases
Tal como mencionáramos anteriormente, los educadores pueden utilizar programas de televisión con subtítulos optativos como herramienta para la enseñanza de la lectura, para aumentar su fluidez, y como apoyo en la enseñanza del inglés como lengua extranjera.
Un profesor de secundaria utiliza en su clase de recuperación de lectura, los videos de programas populares con subtítulos, mostrándoles la primera mitad del programa tanto con subtítulos como con audio, y la segunda parte sólo con subtítulos, de esta manera obliga a los estudiantes a leer los subtítulos para enterarse del desenlace de la historia.
El profesor indica que las aptitudes de los estudiantes hacia la lectura han mejorado como resultado de la aplicación de este método de enseñanza.

Debido a que la televisión le es familiar tanto a los niños como a los adultos, requiere de una mínima presentación, y la televisión ofrece una amplia variedad de programas con subtítulos optativos de dónde escoger, facilitando la selección de aquellos que sean adecuados a la edad e intereses del grupo.
Una vez que haya seleccionado un programa con subtítulos para utilizar en el aula, las siguientes pautas pueden serles de utilidad:

  • Cuando vaya a usar un programa en clase, véalo con anticipación para familiarizarse con el contenido; escoja las escenas que someterá a discusión; tome nota de las posibilidades para enriquecer el vocabulario; y, establezca el momento en que interrumpirá el programa, cuando éste sobrepase el tiempo de duración de la clase.
    Para mejorar la fluidez, quizás quiera escoger un punto en el que le bajará el volumen, para que los estudiantes se vean obligados a leer los subtítulos y así poder seguirle el hilo a la historia.
  • Antes de mostrar en clase un programa con subtítulos optativos, comuníqueles a los alumnos la siguiente información acerca de los mismos:
    • Los subtítulos generalmente aparecen debajo de la persona que está hablando
    • Una misma oración puede abarcar varios subtítulos
    • Se identifican los interlocutores y los narradores que no aparecen en pantalla
    • Los subtítulos proveen información acerca de los sonidos que no aparecen en pantalla y los efectos de sonido que son relevantes al argumento o contenido
    • Es posible que el diálogo se edite o se acorte levemente para permitirle a los lectores mantener la velocidad de lectura
  • Seleccione los momentos adecuados para parar la cinta. Haga una pausa, pare, o rebobine la cinta de video para concentrar la atención de los estudiantes en el vocabulario clave, los conceptos nuevos, o acontecimientos en la trama.
    Algunos profesores paran la cinta brevemente en puntos claves para evaluar la identificación y comprensión de palabras nuevas.
    Quizás considerará adecuado parar la cinta para señalar escenas en las cuales el video guarda relación con el contenido de los subtítulos, o en el que las imágenes discrepan de los subtítulos (especialmente en los documentales).

¿Qué programas tienen subtítulos optativos?
Los padres y educadores tienen una amplia variedad de programas con subtítulos entre los cuales escoger.
Con contadas excepciones, todos los programas que se transmiten en el horario de mayor audiencia (de 8.00 a 11.00 p.m.) y en PBS, así como la mayoría de los programas infantiles, cuentan con subtítulos optativos.
Constantemente está saliendo nueva programación con subtítulos optativos en los diferentes canales de televisión en abierto, televisión por cable, videos, y DVD.
La mayoría de los programas de televisión pueden ser grabados y exhibidos con fines educativos, durante los siete días siguientes a su transmisión, sin infringir las restricciones establecidas en la ley de derechos de reproducción.

Cuando esté buscando programas de televisión, videos educativos, y/o DVD con subtítulos optativos, ubique los siguientes símbolos en la guía del programa o en el empaque del producto:



Si quiere comprar videos o DVD para uso didáctico, pero no ve los símbolos de subtitulación optativa en el empaque o catálogo, llame directamente al distribuidor; esto también constituye una excelente oportunidad para que los distribuidores se enteren de que Ud. utiliza los subtítulos en su aula de clases, y que este es uno de los elementos que toma en cuenta al momento de decidir la compra de cintas de video para su escuela u organización.

Cómo acceder a los subtítulos optativos
Desde julio de 1993, todos los televisores de 13 pulgadas o más que se venden en EE.UU. tienen incorporados decodificadores de subtítulos.
Si su televisor es más antiguo, y no desea cambiarlo, puede comprar un decodificador externo que se conecta a su televisor de una manera similar a como se conectan los aparatos de video.
Los decodificadores externos cuestan entre $100 y $200, y hay varias compañías que los fabrican.
Para obtener una lista actualizada de vendedores de decodificadores, póngase en contacto con Media Access Group de WGBH.

Recursos
Esperamos que esta introducción a la tecnología, estimule su interés por experimentar directamente.

Para mayor información acerca de la utilización de los subtítulos optativos con fines didácticos, existe una bibliografía acerca de estudios realizados sobre la subtitulación, y si Ud. descubre nuevas maneras de utilizar los subtítulos optativos en la enseñanza, ¡háganoslo saber!

Póngase en contacto con Media Access Group de WGBH.

Contacto


















Servicios de subtitulación Servicios de descripción NCAM