click here to skip directly to page content
Media Access Group  English version
Nuestra Organización Servicios y Productos Investigación y Desarrollo Recursos Participe

Un cúmulo de información para productores, emisoras, distribuidores, empresas exhibidoras, consumidores, padres y educadores.


Guía MAG -Volumen 5

Introducción a la subtitulación
¿Qué son los subtítulos optativos, y por qué deberían interesarme?
¿Cómo puedo determinar si los subtítulos están bien?
¿Qué fallas pueden presentarse al pasar una cinta de video?
¿Qué problemas pueden surgir en la cadena de transmisión?
La copia y edición de material con subtítulos
Alcance y limitaciones de la tecnología de subtitulación

Si Ud. tiene una emisora de televisión, una compañía de televisión por cable, una empresa de postproducción o reproducción de videos, o es productor, quizás requiera información acerca de la subtitulación optativa.
Con la implementación de la American with Disabilities Act (ley sobre los estadounidenses con discapacidades) y la Television Decoder Circuitry Act (ley sobre los circuitos de decodificación para televisores), es más importante que nunca la producción y manejo correcto de los subtítulos.
Media Access Group de WGBH, con más de 30 años de experiencia en el manejo de subtítulos, ha ayudado durante años a muchos profesionales del campo del video y la televisión a despejar esas dudas.
Esperamos que considere útil, la información que le suministramos a continuación.

Producción, postproducción y reproducción de videos con subtítulos optativos
Para elaborar los subtítulos de un programa existente, guionistas de subtítulos con amplio entrenamiento transcriben el audio del programa con la ayuda de un software especial.
Los subtítulos se sincronizan cuidadosamente, utilizando el código de tiempo SMPTE del master del video; de la misma manera se incorporan, sin obstruir los elementos visuales, unos subtítulos que identifican al interlocutor y suministran información adicional pertinente como comentarios, efectos de sonido, o información acerca de narradores que no aparecen en pantalla.

El proceso de subtitulación no altera en lo absoluto el master de la cinta de video; la data de los subtítulos se insertan en el intervalo de borrado vertical (VBI) a través de un proceso denominado codificación, durante el cual se crea una copia con subtítulos del master.
Durante este proceso, el video del master pasa a través de un codificador; también se pasa a través del codificador una señal de data de una computadora o lectora de discos que contiene la data de los subtítulos (esta proviene del archivo que fue creado antes de la sesión de codificación).
A medida que se pasa el master del video, el sistema de codificación monitorea la banda que contiene los códigos de tiempo en la cinta y, en el momento adecuado, le envía al codificador la data de los subtítulos.
Durante el proceso de codificación, sólo se modifica la línea 21 del VBI; el resto de la señal de video pasa sin modificaciones.

Generalmente, la data de los subtítulos que va en la línea 21 sólo se codifican en el campo 1; sin embargo, a mediados de 1993, FCC (Federal Communications Commision 'Comisión Federal de Telecomunicaciones') emitió una resolución permitiendo que también se introdujera data en el campo 2 de la línea 21.
Esto permite que se codifique un segundo campo de subtítulos.

El video recién codificado, con data de subtítulos en la línea 21, sale del codificador y se envía a una grabadora.
Esta nueva cinta del programa a veces recibe el nombre de submaster con subtítulos optativos o CC master.
La codificación es siempre un proceso de copiado (dubbing); la data de los subtítulos nunca se puede colocar en la línea 21 del master original (en teoría, la data de los subtítulos podría añadirse a un master digital utilizando la opción write-back del VTR, pero no es recomendable).
El master con subtítulos es siempre una copia o clon de la cinta original; por lo tanto, es importante que el submaster con subtítulos optativos esté claramente identificado como tal, y sea el que se utilice siempre para la transmisión o para ser copiado.

Los subtítulos optativos sólo pueden verse con la ayuda de un decodificador.
Como resultado de la implementación de la ley sobre los circuitos de decodificación para televisores, los televisores de fabricación reciente traen incorporado dicho decodificador; también puede utilizarse un decodificador externo.
Si se desea, el programa también puede tener subtítulos abiertos (son subtítulos que se ven siempre en el video).
En caso de que se requiriera un master con subtítulos abiertos, se puede producir fácilmente durante la sesión de codificación: después de que el video con la data de los subtítulos en la línea 21 sale del codificador, simplemente se pasa a través de un decodificador antes de llegar a la grabadora; la copia resultante tendrá subtítulos abiertos.
Siempre que se pase o se copie tendrá los subtítulos a la vista, así que no se necesitará un decodificador.

Cuando utilice una cinta de video con subtítulos para postproducción o copiado, siga estas sencillas indicaciones:
  • Cualquier copia de la cinta con subtítulos debe ser realizada con equipos que estén ajustados de manera tal que no borren la línea 21; algunos de los equipos que podrían borrar la línea 21 son: correctores de la base de tiempo, amplificadores de procesamiento, almacenadores de cuadro, efectos de video digital, y conmutadores.
  • Así como se debe permitir el paso de la data contenida en la línea 21, no se debe permitir su desplazamiento a otra línea; si por alguna razón, por ejemplo, el video se salta a otra línea, la data de los subtítulos va a transmitirse en una línea diferente a la 21.
    Los decodificadores que traen los televisores al igual que los externos, sólo leen la línea 21, así que si los subtítulos están en la línea equivocada, se perderán.
  • Los campos del video no deben invertirse.
    Los decodificadores de subtítulos buscan la información principal sobre los subtítulos en la línea 21, campo 1; si se invierten los campos y se coloca la data en el campo 2, la mayoría de los decodificadores no mostrarán los subtítulos.
    Aún cuando el video tenga servicios de subtítulos independientes en cada campo de la línea 21, si se invierten los campos, no se verán los subtítulos de ninguno de los dos campos; esto se debe a que las convenciones para la codificación de los dos campos son ligeramente diferentes.
  • La data de los subtítulos está integrada en el video, así que ciertas ediciones de audio tales como sweetening y remixing no afectan los subtítulos.
    Por ejemplo, puede que Ud. le haga cambios al audio de acompañamiento, tal como la música de fondo, sin dañar los subtítulos.
    También puede reemplazar la voz de la narración o del diálogo, siempre y cuando el texto y el ritmo se conserven idénticos al del material original.
    Si Ud. cambia las palabras o el ritmo del lenguaje, va a requerir unos subtítulos nuevos.
  • La edición de las cintas con subtítulos optativos casi siempre requiere el reajuste y recodificación de las mismas.
    Tenga presente que la data de los subtítulos se transmite justo antes de que estos aparezcan; es decir, Ud. va a ver pulsos de data en la línea 21 antes de que la persona hable.
    Aún cuando edite las transiciones de audio utilizando simples cortes A/V, probablemente terminará dañando algunos de los subtítulos; es mejor editar el master que no tiene subtítulos, y encargarle al proveedor original de los subtítulos el reajuste del material.
    El reajuste es un proceso sencillo y barato.
  • Mientras la línea 21 no se borre (ni se produzca una conmutación de cabezal en esa línea), puede utilizar el video con subtítulos en tantas ediciones como el video mismo lo soporte.
    Por ejemplo, es posible preparar una pauta publicitaria genérica, dejando cualquier indicador específico de ubicación, y comenzando la subtitulación en ese punto; entonces, se podrán hacer múltiples duplicados del master, añadiéndole un indicador a cada uno.
  • La compresión en tiempo generalmente destruye los subtítulos, ya que implica la eliminación de algunos cuadros del video; si la compresión es necesaria, tenga en cuenta que tendrá que reajustar y recodificar los subtítulos posteriormente.
  • La compresión de la señal, como MPEG por ejemplo, comprende la recuperación de la data de los subtítulos de la línea 21 antes de la compresión, la incorporación de la data como bits de usuario en el flujo de data MPEG, y la recodificación de la data en la línea 21 tras la descompresión.
    Asegúrese de que los proveedores de sus equipos estén al tanto de este requisito.

Transmisión de subtitulación en línea 21
No se requiere ningún equipo especial para transmitirle los subtitulos a los espectadores, y cualquier emisora u operador de cable puede tener subtitulación optativa; de hecho, si todo está correctamente ajustado, puede que Ud. esté transmitiendo data de subtitulación sin ni siquiera saberlo.
Sin embargo, tal como sucede con el audio y el video, siempre es posible que los subtítulos se pierdan o distorsionen a través de la cadena de transmisión.
Así como monitorea las señales de audio y video, le recomendamos que haga lo mismo con la data de subtítulos de la línea 21 con la ayuda de un decodificador de subtítulos optativos.
Asegúrese de que su personal sepa cómo usarlo, y esté en conocimiento de cómo deben verse la subtitulación.
Cuando aparecen palabras con errores ortográficos, generalmente se deben a errores en la data y son reflejo de problemas técnicos.

Las emisoras, las operadoras de cable, los fabricantes de equipos, y demás responsables de la transmisión de señales de televisión, deberían practicar el mismo cuidado que tienen en la transmisión del audio y el video, con la transmisión de los subtítulos optativos.

Breves consejos
  • Los subtítulos de un programa son parte de la señal de video y pueden ser fácilmente duplicados y transmitidos.
  • Utilice un decodificar de subtítulos optativos para monitorear su señal y para que su personal se familiarice con la apariencia de los subtítulos sin fallas.
  • Si va a duplicar una cinta, supervise el proceso de duplicación.
  • Inspeccione al azar todas sus grabaciones para asegurarse de que su equipo no está eliminando la data de los subtítulos o colocándolos en la línea o campo incorrectos; la mayoría de los problemas pueden ser localizados en los amplificadores de procesamiento, correctores de la base de tiempo, almacenadores de cuadro, equipo digital de efectos de video, y conmutadores.
  • Los submasters subtitulados deben ser claramente identificados.
  • Cuando reedite un material que tenga subtítulos optativos, hágalo en el master sin subtítulos y luego encargue el reajuste y recodificación de la data de los subtítulos al proveedor de los subtítulos originales.
  • Las ediciones de audio tales como cambios al audio de acompañamiento, música de fondo, o sustitución de la voz en la narración o diálogo, pueden hacerse sin afectar los subtítulos, siempre y cuando el texto y el ritmo se conserven idénticos al del material original.

Para mayor información acerca de la subtitulación, Consúltenos.


















Servicios de subtitulación Servicios de descripción NCAM